Lifestyle, Porteo

//REVIEW// Moby Wrap

Aclaración: El contenido de los Reviews es basado en opiniones y experiencias personales en torno a los productos mencionados, siempre con fundamentación fiable. La intención de los Reviews es proporcionar a las mamás un punto de vista objetivo acerca de los productos y servicios disponibles en el mercado de Guate, todos probados por nosotras de primera mano. Para mantener nuestro nivel de confiabilidad y debido a que este no es un sitio de publicidad, no recibimos financiamiento de proveedores.

Desde que nació mi bebé, hace casi seis meses, he sido fiel usuaria del Moby Wrap, un fular semielástico extra largo que puede usarse doblado a la mitad para mayor grosor y soporte de bebé. Me encanta la consistencia de la tela, similar -aunque más gruesa- a los fulares hechos en Guatemala de Lomas Natural que ya había probado durante mi formación de doula y que me parecieron magníficos, igual que sus bandoleras (review muy pronto). El Moby Wrap fue un regalo de baby shower, así que me propuse probarlo y debo decir que me encantó. Me gusta la firmeza del tejido, ya que mi bebé se mantiene en su lugar todo el tiempo y no siento que se desparrama conforme pasan las horas (sí, horas). También es versátil y va creciendo junto con el bebé, además de que pueden probarse distintos nudos y amarres por la longitud y el grosor que lo permiten, aunque usarlo doblado por la mitad a lo largo hace que sea demasiado caliente para días de verano, y tanto bebé como mamá quedan empapados de sudor. Esto también hace que no se vea muy estético dejarlo amarrado para no tener que quitar y ponerlo al sacar al bebé de ahí (la quitada y la puesta pueden ser algo engorrosas porque la tela suele arrastrarse en el suelo –guácala– y toma un poco de tiempo, sobre todo si no tenemos práctica).

10897807_10153434087668470_9171526218496757862_n

En lo personal, eso no me importaba mucho y lo usé en infinidad de ocasiones porque calmaba a mi bebé de una forma increíble desde que era una pulguita (pueden leer más sobre esto aquí), y me permitía trabajar y hacer otras cosas en mi casa o tareas tan sencillas que se vuelven tan complicadas con un recién nacido, como ir al supermercado; cabe decir que no tuve ayuda doméstica más que unas horas durante una semana cuando Catalina cumplió un mes. También podía tener mis manos libres para compartir también con Valeria, mi hija mayor. Tal vez me encariñé tanto con el Moby Wrap porque me acompañó día y noche durante esos primeros meses tan duros de la crianza y me facilitó la vida. Me permitió también tener contacto piel con piel continuo y tomar un poco de aire, ya que lo usaba para salir a caminar por mi condominio en las mañanas, sin preocuparme del frío ni de la comodidad de Catalina, ya que la tela la sostiene perfectamente en posición de ranita. Para dominar el uso del Moby Wrap, fui a un taller de porteo de Lomas Natural y vi videos en YouTube que me ayudaron muchísimo. Recordemos que es importante saber usar los cargadores de forma correcta para no lastimar nuestra postura ni la postura de nuestros bebés. Les dejo aquí estos videos que van desde el uso con recién nacidos hasta bebés más grandes.

Hace unas semanas llegó la hora inminente de lavar el Moby Wrap en plena época lluviosa. Lo lavé y lo sequé de acuerdo a las instrucciones de la etiqueta, y aún así se encogió a tal nivel que tengo que amarrarlo en mi espalda, y las orillas que van en disminución se ven todo menos lindas porque ya no quedan colgando enfrente, sino son parte del amarre que va en la cintura. Ya no es tan cómodo para sentarme a trabajar en la silla de mi escritorio, y a mi esposo le queda tan pequeño que ya no lo quiere usar. No sé si me explico bien, pero en resumen, parecemos marshmallows. Otro punto en contra, al menos desde mi experiencia, es que se complica la lactancia dentro del wrap y, como mencioné antes, quitarlo y ponerlo cada vez que un bebé quiere mamar es un poco trabajoso, sobre todo cuando estamos fuera de casa.

12049529_512146928953875_7143289914908542688_n

Foto del Facebook de Relacahupan Guatemala, en la charla del Dr. Carlos González en septiembre. Pude llevar a mi bebé con total comodidad durante casi todo el día.

Entonces:

Pros:

  • Tela semielástica que sostiene firme al bebé en posición de ranita
  • Permite contacto cercano, piel con piel
  • La firmeza y posición ayuda al bebé a expulsar gas más fácilmente
  • Permite al porteador realizar un amplio rango de actividades mientras carga al bebé
  • A los bebés mayorcitos les permite movimiento
  • Ideal para bebés desde recién nacidos hasta niños de 35 libras aproximadamente
  • Ideal para temporada fría
  • Cómodo en la espalda y los hombros
  • Se puede usar en diferentes posiciones (me encanta usarlo a la cadera con bucle)

Contras:

  • Se encoge
  • Caluroso en temporada cálida
  • Cuanto más grande el bebé, menos posibilidad de usarlo doblado por la mitad y esto da menos sostén
  • Aparatoso para quitar y poner, por lo que puede ser más complicado usarlo con niños que ya caminan

Pueden encontrar Moby Wraps en tiendas como Baby Nest La Villa Outlet, entre otros. La versión análoga chapina, pueden encontrarla en Lomas Natural (también excelente opción). Espero que este Review sea útil para más de alguna; por favor no duden en dejar sus preguntas/comentarios por aquí.

xoxo,

Natalia

Filed under: Lifestyle, Porteo

by

Esposa, mamá, psicóloga y doula. Estudiante eterna, apasionada la vida simple y de todo lo relacionado con la maternidad -con un poco de jardinería, libros, vino, boxeo y Seinfeld en la mezcla. Vivo, escribo y cocino sin recetas, buscando el equilibrio para ser feliz haciendo lo que puedo, con lo que tengo, donde estoy -la clave es nunca dejar de evolucionar.