Maternidad y Crianza, Ser Mamá en Guate
comments 3

SMG, UN AÑO DESPUÉS Celebrando nuestro primer aniversario

Hoy nos sentimos como cuando nuestro primer bebé cumplió un año… ¿cómo llegamos aquí? ¿A qué hora creció tanto? ¿QUÉ HAGO AHORA?

En octubre del año pasado teníamos listo nuestro primer post, pero nuestra inexperiencia y nuestro deseo de que todo quedara perfecto, nos metieron zancadilla y no lográbamos publicar. Y así llegamos a diciembre, cuando dijimos suficientes revisiones, esto sale hoy porque sale hoy. Quisimos hacer nuestro primer post acerca de algo emblemático, algo súper chapín, pero con alma y mucho significado para ambas y las palabras casi salieron de nuestras bocas al unísono: la feria de Santo Domingo y la visita a la Virgen del Rosario. ¡La Virgen y la iglesia vestidas de gala! ¡Las velitas! ¡La feria! ¡La comida! ¡Los juguetitos para los niños! Y así lo hicimos. El resultado fue un post hermoso, con todos los colores y la vida de Guate en el marco de una de las tradiciones más lindas de la ciudad y nosotras compartiéndolas con nuestros bebés a tuto. Qué lindos recuerdos. :’)

Ya que estamos recordando, queremos contarles un poco acerca de cómo nació Ser Mamá en Guate. Les hemos contado antes cómo nos conocimos, pero aunque la idea ya estaba gestándose, no fue sino hasta algunos meses después que ambas coincidimos en nuestro deseo de escribir en un blog formal, y mejor aún, de crear uno. Ambas participábamos en un grupo de crianza, las CoMadres, y un día hablamos de los blogs que habíamos leído durante nuestro embarazo, parto y el cuarto trimestre, y ambas coincidimos en que no habíamos leído nada de Guate. Había grupos de mamás, páginas en Facebook, pero no habíamos encontrado aún un blog per se -aunque luego descubrimos que había varios. Fue muy extraño (hemos usado la palabra serendipia en muchas ocasiones durante este año y pico) ver cómo teníamos tantas ideas en común. Nos reunimos fuera del grupo para darle forma a la idea; ya teníamos el dominio sermamaenguate.com y sólo era cuestión de buscar una frase que nos describiera. Entre dibujitos y asociación libre, comenzamos a tirar palabras al aire. Tribu fue la primera que sabíamos que utilizaríamos.  Y ahí fue nuestro momento de eureka: una tribu en la ciudad. Nos encantó desde el primer momento.

12805672_1671816216414661_5647003601129936789_n

¿Por qué tribu? Bueno, tribu por definición, proviene del latín tribus, un grupo social cuyos integrantes comparten un mismo origen, así como ciertas costumbres y tradiciones.  En las tribus se materna en grupo, donde la forma de hacer las cosas se transmite de mamá a hija, y es el lugar donde una mamá (nueva o con experiencia) encuentra apoyo, contención y esa sabiduría invaluable transmitida de generación en generación. Ambas creemos que eso se ha perdido en nuestra época, así que decidimos compartir nuestras experiencias utilizando las plataformas electrónicas para algo positivo y reunir así a nuestra tribu de mujeres que maternan o quieren maternar de una forma afín a la nuestra: con amor, con sentido del humor, con tolerancia y con los pies sobre la tierra.

No pretendemos que crean que tenemos la respuesta a todas las interrogantes de la maternidad (yo quiero sabeeeer por qué el gato maúlla, roja por fuera y verde por dentro, es la sandíiiiiia), pero sí queremos que sepan que, como la mayoría de mamás, estamos haciendo lo que podemos, con lo que tenemos, donde estamos, siempre esperando el mejor resultado posible. Nos frustramos, nos cansamos, lloramos y nos desesperamos como todas. Pero luego reflexionamos, buscamos respuestas y somos críticas con la información que encontramos.  Nos gozamos cada logro de nuestros hijos, cada risa, cada ocurrencia y les tomamos mil fotos. La única diferencia es que nosotras escribimos al respecto y abrimos una ventanita a nuestras vidas para compartir con ustedes, desde lo más lindo hasta lo más difícil de la maternidad; desde nuestros días más glamourosos hasta esas mañanas horrendas sin café, donde nadie tiene tiempo de lavarse el pelo y sólo hay que sobrevivir el día.

Como con la maternidad, al iniciar el blog sabíamos la teoría pero no conocíamos la práctica, ese teje y maneje de todos los días. Ha habido momentos buenos, ha habido momentos colorados, todo esto gajes del oficio que nos ha enseñado cómo navegar en este ámbito tan joven en Guate. Somos dos mujeres diferentes, pero con muchos puntos de convergencia que nos complementan porque tenemos la misma visión en común, en la maternidad y en el blog: ofrecer lo mejor a quienes confían en nosotras.

A lo largo del camino, hemos encontrado gente maravillosa que nos ha dado una guía, personas que han creído y confiado en nosotras, otros inconversos que esperamos vean la luz algún día (jijiji) y, en general, muchas manos en el camino que nos han ayudado a escalar un poquito más hacia nuestra meta (ustedes saben quienes son, mil veces gracias). Hemos aprendido lo que significa trabajar en equipo, tener la mente abierta, valorar nuestro trabajo, confiar en las personas, aceptar retos y también saber decir no. El blog, más que una empresa, ha sido una lección de vida para ambas.

weblowres-170816-feriajocotenango-41

Y entre tantas cosas, lo más importante siguen siendo ustedes: nuestra tribu. El apoyo y confianza que nos han demostrado es impresionante. Hemos llorado con sus correos, con sus inbox, nos hemos abrazado de alegría, nos hemos reído con las ocurrencias de sus hijos, hemos aprendido juntas. Gracias infinitas, gracias por hacer nuestros sueños realidad, porque gracias a ustedes tenemos lo que desde un inicio era nuestra única intención: una tribu de mujeres que se ayuda una a la otra a sobresalir, que se apoya, se levanta una a otra y si alguna se cae, encuentra muchos hombros para incorporarse, sacudirse la tierra de las rodillas y una voz amiga que dice:  no te preocupés, aquí echamos punta juntas hasta que te salga bien.

Muchá, en serio QUÉ CHILERO SER MAMÁ EN GUATE.  ¡Por muchos años más juntas!

Con amor,

Edith y Natalia

3 Comments

  1. Felicitaciones!!! Me encanta leerlas y encontrar en este blog un poco de todo: donde reír, aprender, compartir y más! Yo también leí, investigué y encontré varios blogs de maternidad mientras esperaba a mi bebé, pero todos fuera de Guate y ese toque chapín es valiosísimo 🙂 Sigan adelante y feliz primer añito!

  2. Jennifer Chacaj says

    Felicidades en su primer aniversario! me encante leer cosas tan reales de maternidad que Dios las guié

  3. Lourdes says

    Congrats! Les mando un abrazo a ambas, por su valentía en emprender este camino y han logrado muchísimo! Felicidades y continúen!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *