Chef Mom, Ser Mamá en Guate
Leave a comment

POLLO CON LIMÓN Y MIEL + ESPÁRRAGOS

Muchos días llegan las seis de la tarde y me empieza a entrar pánico al pensar en qué voy a hacer para cenar. Cuando vivía con mi mamá, la cena era una sopita y algo para complementar, pero desde que me casé, mi esposo llega a la casa con hambre para comerse un caballo, así que tengo que hacer cenas saludables, pero que sustenten. Claro, deben ser deliciosas, pero más importante aún: tienen que ser fáciles y debo ensuciar pocos platos.

Me encanta buscar online one sheet pan meals, porque hay tantas opciones como gustos y lo mejor de todo: sólo ensuciamos una lata de hornear. Usualmente es una carne (pollo, res, pescado, camarón) y vegetales; para complementar, siempre tengo en la refri una tanda de arroz “por si las moscas,” especialmente porque Fabián lo AMA. Cena: solucionada.

Les comparto la receta, adaptada del site Café Delites:

POLLO AL LIMÓN Y MIEL

Ingredientes:

Aceite de oliva

4 pechugas de pollo (puede hacerse con más, puede hacerse con menos; sólo habrá que ajustar el tiempo de horno)

sal al gusto

1/3 taza de jugo de limón recién exprimido

1/4 taza de miel

1 cucharada de salsa de soya baja en sodio (puede sustituirse por tamari o aminos)

1 diente de ajo, finamente picado (en la receta indica 1 cucharada, pero yo sentí que era demasiado, así que lo reduje a un solo diente)

1 cucharada de perejil fresco, picado

1 manojo de espárragos (cortar los extremos inferiores, que tienden a ser duros; yo incluso les quito con el pelador un poco de la parte externa; vean mis notas más abajo)

sal, al gusto

pimienta recién molida, al gusto

rodajas finas de limón, para decorar

Instrucciones:

Precalentar el horno a 400°F. Cubrir una lata de hornear con papel parchment (o engrasarla).

Mezclar el jugo de limón, miel, salsa de soya, ajo, la mitad del perejil, sal y pimienta. Apartar 1/4 de la mezcla y marinar el pollo en la mezcla restante; no tiene que ser mucho tiempo, puede ser solamente mientras se precalienta el horno, pero mientras más tiempo lo marinemos, mejor sabor tendrá.

Colocar el pollo sobre la lata engrasada o cubierta con papel parchment y verter la mezcla de miel y limón encima. Colocar las rodajas de limón sobre el pollo y sazonar con sal y pimienta extra, si lo desean.

Hornear por 15-20 minutos, o hasta que el pollo esté bien cocido. Retirar la lata del horno, colocar los espárragos alrededor el pollo y echar encima la mezcla de miel y limón reservada; sazonar los espárragos con sal y pimienta. Regresar al horno y hornear (mejor si es en opción “Broil”) hasta que el pollo esté dorado y los espárragos cocidos (unos 6-8 minutos).

Tip: Cuando usamos la opción “Broil” del horno, es importante dejar la puerta del horno entreabierta, ya que lo que queremos usualmente es calor seco para dorar lo que estamos cocinando. De esta forma, sale la humedad y logramos que el pollo quede doradito por encima.

Retirar del horno, espolvorear el resto del perejil encima del pollo. Servir.

Notas:

A mí me encanta utilizar el papel parchment porque estas marinadas con miel o azúcar tienden a ponerse chiclosas con el calor intenso del horno y cuesta mucho limpiar la lata. Pueden encontrarlo en Dollarcity (ahí lo compré yo y de una vez compré dos rollos grandotes), pero también lo he visto en un par de supermercados.

La base de los espárragos tiende a ser dura y seca; a veces no es suficiente cortar la base, sino también es necesario quitar un poco de la corteza. Yo lo hago con un pelador y con mucho cuidado para no romperlos. Lo mejor es comprar espárragos súper tiernos y delgados.

Marinar no es necesario, pero sí recomendable. Si no tienen tiempo de marinar el pollo (yo tuve suerte esta vez y pude comenzar a hacer la cena con anticipación, como la gente, porque Fabián estaba durmiendo), solamente pongan el pollo en la lata y viertan la marinada encima.

Yo lo acompañé con arroz basmati integral, pero puede combinarse también con unas papas con mantequilla o servirse sólo así.

Como siempre, nos encanta ver sus creaciones, pueden subirlas a Instagram y taguearnos (@sermamaenguate) y con el hashtag #chefmom.

¡Buen provecho!

-Edith

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *