Author: Edith Paiz

¡Ya tenemos perrito! ¿Y ahora? Cómo nos repartimos las tareas para cuidar al integrante peludo de nuestra familia

Mi primera hija es peluda y tiene cuatro patas. Ya les compartí la historia de cómo escogimos al tercer miembro de nuestra familia, así que ahora les contaré qué pasó desde el primer día en que Athina llegó a la casa el 7 de mayo de 2010, cuando apenas tenía tres mesesitos y era tan chiquita que dormía la siesta en las pantuflas de mi esposo.

¡PIPI EN EL BAÑO! El proceso de dejar el pañal

Si les contara cuántas veces me preguntaron “¿Y todavía usa pañaaaaaal? ¿Cuántos años tiene, pues?” Y cuántos silencios incómodos siguieron a la respuesta a esa pregunta. Y cuántas veces dudé si lo estaba haciendo bien. Y cuántas veces vi el video en YouTube en el que el doctor Carlos González habla acerca del proceso de dejar el pañal… terminarían cansadas.

¿Cómo elegir la raza de perro ideal para mi familia? Nuestra experiencia escogiendo a nuestra mascota

Desde los recuerdos más tempranos de mi infancia, recuerdo que había un perro en mi casa. Mi abuelo los amaba, siempre tenía al menos uno en la casa y prácticamente una jauría en la finca. Le transmitió el amor por ellos a mi papá y luego mi papá a mí. Tuvimos doberman, pastor alemán, Scottish Terrier, Fila Brasileiro, Fox Terrier, Rottweiler, y el clásico French Poodle de los ochenta.

SOPA DE TOMATE ROSTIZADO Una receta para usar la nueva Oster XPert Series

Tengo que confesarles que amo las sopas. De niña no podía entender por qué Mafalda les tenía tanta aversión, si para mí eran como un abrazo de mi mamá: calientito, suave y siempre me hacía sentir mejor. Como pudieron ver si nos siguen en Facebook e Instagram, la semana pasada fuimos las anfitrionas del evento de lanzamiento de la nueva licuadora Oster Xpert Series que está chilerísima. La verdad, me moría por preparar una receta en la que pudiera comprobar la textura que estas licuadoras, con su motor tan potente y cuchillas que giran en ambas direcciones, pueden lograr.

LA NUEVA ETIQUETA EN LAS PIÑATAS O al menos una nueva propuesta

Ayer fuimos a una piñata con Fabián y toda la experiencia me hizo pensar que me gustaría cambiar la etiqueta de las piñatas. Lo puse guapo, como él mismo dice, con ropa cómoda y NO de colores claros (ya saben, siempre paran tirándose el fresco encima y cuando salimos, pareciera que el niño pasó por el ojo del huracán, así que prefiero ponerle algo que esconda un poco el desastre). Mi mamá muere porque le ponga esos trajecitos estilo español para ir a las piñatas, pero a mí me duele ver cómo los hace pedazos.