• Me contó un pajarito: Ella es tu maestra Un viaje personal con la crianza consciente

    Esta es una carta de Jennifer a su hija, que explica su viaje personal con la crianza consciente. Cada hijo entra a nuestras vidas con sus dificultades, su temperamento, sus retos y sus maravillas, pero el mito más grande que he tenido que desmantelar es pensar que la crianza se trata de los hijos. Y que mientras más trato de controlar el resultado de cómo “debería” de hacerlo, más me desconecto de lo que ya es. A través de la práctica de la crianza consciente, recibí un regalo para reconectar con mi niña interna, sanar mis heridas del pasado, y conectarme día a día con el momento presente, que, aunque…

  • ME CONTÓ UN PAJARITO: HOY VISTE A TUS HIJOS CANSADOS Colaboración

    Gracias a Melissa por compartir su historia. Hoy, como todos los días, sonó el despertador y fui al cuarto de mis hijos a las 6:00 a.m. a levantarlos para ir al colegio. Mientras se vestían, por unos segundos los vi. Los vi como no lo hago normalmente; me detuve en medio de las clásicas prisas de la mañana y fue como si el tiempo se hubiese detenido y todo se hubiese congelado. Lo que vi me asustó… y mucho.

  • Un tiempito para mí

    Para la mayoría de nosotras, los días pasan entre café, trabajo, pañales, loncheras, trabajo, berrinches, almuerzo a la carrera, buses, trabajo, deberes, actividades extracurriculares, besar “cucos,” más pañales, cenas, cuentos antes de dormir, cuentos antes de NO dormir, madrugadas en vela… y luego a empezar de nuevo. Es fácil perderse en este ciclo de nunca acabar y, muchas veces, cuando finalmente nos detenemos, es porque nuestro cuerpo y nuestro espíritu están cansados, nos enfermamos o colapsamos y entonces nos sentimos peor. Podemos engañar a todos, pero a nosotras mismas, jamás.