All posts filed under: Me Contó un Pajarito

Me contó un pajarito: Ella es tu maestra Un viaje personal con la crianza consciente

Esta es una carta de Jennifer a su hija, que explica su viaje personal con la crianza consciente. Cada hijo entra a nuestras vidas con sus dificultades, su temperamento, sus retos y sus maravillas, pero el mito más grande que he tenido que desmantelar es pensar que la crianza se trata de los hijos. Y que mientras más trato de controlar el resultado de cómo “debería” de hacerlo, más me desconecto de lo que ya es. A través de la práctica de la crianza consciente, recibí un regalo para reconectar con mi niña interna, sanar mis heridas del pasado, y conectarme día a día con el momento presente, que, aunque nunca está sin sus retos, me ha liberado, elevado y transformado. Esto no solo se ha visto manifestado en el espíritu único de mi hija sino me ha hecho unir fuerzas junto a mi excelente colega Andrea, que con su sabiduría y experiencia, juntas creamos el espacio de Círculo de Crianza Consciente donde transmitimos, ayudamos y acompañamos a otros padres a emprender este mismo viaje.

ME CONTÓ UN PAJARITO: UN VIAJE VISTO DESDE LOS OJOS DE MIS HIJOS Colaboración

Gracias, Melissa, por compartir tus reflexiones. Hace algunas semanas hicimos un viaje con mi esposo e hijos. Tan acostumbrada a las fotos del celular que había olvidado descargar las de la cámara, que lo hice hasta casi 1 mes después. Para mi sorpresa, me encontré con todas las fotos que mis hijos de 9 y 4 años tomaron durante esos 18 días, fotos que no había visto y que cada uno capturó en el hotel, en las calles, en los parques, en los monumentos.

ME CONTÓ UN PAJARITO: EXISTEN LAS SEGUNDAS OPORTUNIDADES Historia de un parto vaginal después de cesárea

Cuando quedé embarazada de mi segundo hijo, tenía claro que quería que naciera por parto natural. Hacía tres años mi primer hijo había nacido por cesárea, y nunca olvidé exactamente el momento en que el doctor me dijo que debía ser así.

ME CONTÓ UN PAJARITO: HOY VISTE A TUS HIJOS CANSADOS Colaboración

Gracias a Melissa por compartir su historia. Hoy, como todos los días, sonó el despertador y fui al cuarto de mis hijos a las 6:00 a.m. a levantarlos para ir al colegio. Mientras se vestían, por unos segundos los vi. Los vi como no lo hago normalmente; me detuve en medio de las clásicas prisas de la mañana y fue como si el tiempo se hubiese detenido y todo se hubiese congelado. Lo que vi me asustó… y mucho.

Me contó un pajarito: el amor no se mide en diagnósticos Una carta para Anika

Hoy, a tus dos años, me piden que escriba un poco de tu historia. Accedo porque me lo pide una querida amiga, porque puede ayudar a otras familias y porque la tengo tan fresca como si todo hubiese pasado ayer.