• A TI, QUE ABANDONASTE A TU BEBÉ

    Durante los últimos meses, he leído muchas de esas noticias de bebés que aparecen abandonados en cajas, en mochilas, en bolsas; algunos para ser encontrados y otros, dejados a su suerte. Esos titulares resuenan más en mi cabeza ahora, mientras sostengo a mi bebé en brazos, pero estoy segura de que no son noticias nuevas. No sé qué suerte corrió tu bebé cuando lo abandonaste. Siento una punzada en el estómago cada vez que me encuentro con una algo así, y me destroza el corazón. Me duele por ese bebé y, en igual medida, me duele por ti.