• POSH NINE

    En este mundo de corre-corre, de repente nos encontramos con que vamos transitando la vida por inercia. Casi todos los días parecen iguales; no hay nada nuevo y muchas veces son grisones y monótonos. Sobre todo cuando nos convertimos en mamás, nos vemos en la necesidad de bajar el ritmo y ajustarnos a una forma nueva de vivir en la que no quedan muchos espacios para dedicarnos a nosotras. Todo evoluciona y revoluciona, y uno de los aspectos más delicados es hacer las paces con nuestro nuevo look de mamás. Uno de nuestros posts más populares trata acerca de esa relación con nosotras mismas, que a veces tambalea con la llegada de un bebé. O dos,…